Fotoesculturas

Estas obras buscan materializar la capacidad de expresión tridimensional de la fotografía mediante el uso de emulsión fotográfica.

Ricardo Guixà nos propone un objeto que es simultáneamente bi y tridimensional, que puede ser contemplado como fotografía y como volumen, todavía más a nivel macroscópico deteniéndonos más cerca nos permite  observar cómo la imagen fotográfica se arruga, flexiona, adquiere volumen surgiendo de las texturas de la madera. Obras como "Vanitas" destacan por su rigor conceptual, al ser los troncos seccionados el perfecto contrapunto al modelado clásico de este bodegón clásico, a su cuidada iluminación se opone la oscuridad de la madera convirtiendo el volumen en fondo y la superficie en forma.

 Manuel Santos  1990. Catálogo de la exposición "ámbitos de la fotografía"