Tempus fugit

Horas que herís, si la postrera mata,
Los corazones, todas, de los hombres.
Yo os conjuro, aunque sé que nada os ata:
No dejéis sombras donde tengo nombres,

A vuestro ritmo todo se sujeta,
A vuestro imperio todo se somete,
Desde el soberbio paso del cometa
A la gota que humilde al mar se mete.

                                                             


                                                         Alberto Montaner


Estas obras nacen de la confluencia de los dos temas preferentes que dominan mi investigación plástica: la representación simbólica del paso del tiempo desde una perspectiva metaf�sica,  y la visualizaci�n de lo invisible mediante t�cnicas de fotograf�a cient�fica,  en el campo extendido de la creaci�n pl�stica.

Esta serie se encuentra formada por bodegones de inspiraci�n barroca  que retoman desde una perspectiva contempor�nea el tema de la �vida tranquila� o �vida silenciosa�, asociada al g�nero pict�rico de �V�nitas� holand�s  y espa�ol. Un estudio de los interrogantes filos�ficos fundamentales que plantean la vida consciente a trav�s de la percepci�n �ptica y la representaci�n visual procurada por la c�mara fotogr�fica.

La principal novedad de esta nueva mirada a un tema ya cl�sico es la introducci�n de t�cnicas de fotograf�a cient�fica, que permiten traspasar la capacidad de visi�n del ser humano gracias al poder de la c�mara y los materiales fotosensibles, llev�ndonos m�s all� de lo visible, poniendo de manifiesto los l�mites de nuestra percepci�n visual, dando un nuevo significado a la idea de fugacidad y fiabilidad de la informaci�n proporcionada por la vista, y por extensi�n de la vida material.

Para este prop�sito se aplican diversos procedimientos usados habitualmente en la investigaci�n cient�fica, tales como la fotograf�a de alta velocidad,  la fotograf�a �schlieren� , la sombragraf�a directa -mediante las que se visualizan �pticamente las variaciones de los �ndices de refracci�n del aire provocados por el calor o por una onda expansiva-  y la fotograf�a infrarroja y ultravioleta, que facilita una imagen de de radiaciones fuera del espectro visible del ojo humano. 

Con este mismo �nimo de visualizaci�n del o invisible, en algunas de estas fotograf�as convergen  diferentes dimensiones temporales. Im�genes, o series de im�genes, en las que se superpone el tiempo condensado de varias semanas asociado a procesos extremadamente lentos para nuestra visi�n, como unas flores marchit�ndose, con instantes detenidos mediante las t�cnicas arriba mencionadas. 

De forma complementaria, para dotar de una mayor fuerza simb�lica e impacto visual, a las tradicionales frutas y flores frescas en la plenitud de su lozan�a, y otros elementos como huesos y objetos matem�ticos de fuerte carga conceptual,  se incorporar�n animales e insectos vivos, pompas de jab�n flotando en el aire, una vela encendida, , elementos din�micos que la c�mara capta con aparente facilidad durante una breve fracci�n de segundo, evidenciando  una de las cualidades m�s sorprendentes y significativas del medio fotogr�fico: la suspensi�n del transcurso temporal, esencia del v�nitas Barroco.

De esta manera, las fotograf�as de esta serie actualizan por medio de la moderna tecnolog�a fotogr�fica el propio concepto de instantaneidad, inevitablemente vinculado a  los �stilleben� del siglo XVII. La vanidad ficticia de lo mortal, la ilusi�n perecedera de la  materia,  adquieren as� una nueva dimensi�n en el inconsciente �ptico asociado a los productos de la c�mara, inevitablemente cargados del peso de lo real heredado del siglo XIX y su asociaci�n a la representaci�n veraz.