Full body



El tema principal de este conjunto de obras es un estudio de nuestra individualidad como seres humanos a través la imagen del cuerpo físico. Para poder profundizar en el tema y superar los límites de la fotografía tradicional he empleado un aparato de  tomografía axial computerizada de última generación, un Aquilión 64 de la casa Toshiba, mostrando una misma realidad corporal bajo diferentes aspectos habitualmente ocultos para el ojo desnudo.

Esta propuesta, como toda mi obra es en cierta manera un  “vanitas” moderno, imágenes simbólicas sobre la caducidad y fragilidad de la vida material y los efectos del paso del tiempo. Metáforas de la vida que buscan alimentar el imaginario colectivo partiendo de la base de visualizar realidades invisibles que se manifiestan cotidianamente ante nuestros ojos pero que no estamos capacitados para percibir. Mi intención es provocar una apertura mental en el espectador, un ansia de conocimiento que no se limite a las apariencias. Sembrar la semilla del inconformismo ante la mera superficie de lo real y estimular la curiosidad por las cuestiones fundamentales que platea la vida consciente en tanto que seres humanos.


Por otro lado, esta investigación también implica inevitablemente una reflexión en torno a las relaciones entre la imagen fotográfica y la realidad que representa: Al codificar visualmente una faceta de lo real que escapa a nuestras percepciones agudiza la tradicional disputa sobre a la veracidad de sus representaciones. En estas obras ya no existe un referente que pueda verificar sus imágenes, la credibilidad fotográfica se establece en base a su carga histórica heredada de los usos asociados al documento engendrados en una cultura técnico-ciencísta de clara influencia neopositivista. Los trabajos aquí presentados se escapan al tradicional “modus operandi” de la fotografía, pero se mantienen en la sutil frontera del medio; en un terreno ambiguo nacido de la evidente crisis del modelo heredado del siglo anterior, que ha suscitado en las últimas décadas un cambio de paradigma, todavía por concretar, en el que la tecnología digital se establece como pilar para un nuevo prototipo de representación.