Las flores de Lichtemberg

Cada una de las obras aquí presentadas en es una pieza única resultado de la colaboración de dos artistas, Ana Couderc y Ricaro Guixà. El tema genérico del conjunto es una reflexión sobre la idea del “transcurso temporal” y la “caducidad de lo material”, reflejado a través de la representación  naves industriales ya abandonadas en las que se acumulan polvo y memoria: auténticos “vánitas” modernos.